Recomendaciones en el uso de las copas

  • Las copas se toman de su tallo para no cambiar la temperatura del vino.

  • Nunca debes llenar las copas hasta el borde. El máximo recomendado es 1/3 de su capacidad.

  • Con un ligero movimiento de rotación con la copa puedes apreciar el olor del vino.

  • Nunca uses hielo en copas de cristal. Solo en vasos gruesos hechos para soportar “las rocas”.

  • De una botella de 750 ml se obtienen aproximadamente 6 copas de vino.

  • Al servir un vino, el estilo de la copa es muy importante, pues desvirtúa o ensalza las cualidades del mismo.

  • Las copas deberían ser siempre transparentes y lisas, sin adornos, para percibir los colores del vino y su limpieza; el borde superior debe estar ligeramente curvado hacia el interior para concentrar el bouquet y puedas captarlo con el olfato.

  • El propósito principal de la copa de vino blanco es el de servir en cantidades más pequeñas y así evitar el aumento de temperatura del vino. Los vinos blancos se toman y se disfrutan mejor estando bien fríos.